Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.



__________________________________________



martes, 19 de marzo de 2013

Nueva etapa

Hola Dimathian@s!


Al fin, al fin puedo decir que he acabado lo de la universidad. (bueno, quedan dos minitrabajos, pero como si no tuviera nada jeje). Al fin estoy libre por las tardes, al fin puedo volver a escribir, volver a tener tiempo de estar con el blog, con las novelas y con mis amigas.
Puf... creía que no acabaría nunca.....

La verdad es que ha sido una etapa difícil, complicada, larga.... pero bueno, al menos ya he acabado. Así que, aquí tenéis de nuevo a Marru, con más ganas, con más energía y con más ilusión para poder volver a los relatos, a los minirrelatos, y a todo.

Y qué mejor forma que con un minirrelato, no?

                                                                 ****

Estaba ardiendo esa noche, no sabía la razón, pero bailando con mi chico me notaba cada vez más y más alegre y excitada. Sentía como si algo quisiera salir desde dentro, pero estando en público era un poco complicado.

En cuanto Cristian se dio cuenta, intentaba frenarme, pues era un poco vergonzoso. Aunque pude notar cómo su virilidad se erguía, con lo que intenté aprovecharme de que su voluntad flaqueaba para poder conseguir mi objetivo.

-Para, por favor o me va a dar algo... -pidió casi suplicante.

-¿Es que no me deseas? -pregunté con una sonrisa pícara.

No hizo falta respuesta por su parte. Me cogió de la mano y me sacó de la discoteca. Me llevó directamente al coche y tras abrirlo, nos metimos en la parte de atrás. Cristian se había descontrolado y podía notarlo por su nerviosismo e impaciencia mientras me quitaba la ropa.

Con urgencia se inclinó hacia los asientos de delante y rebuscó en la guantera, donde había unos preservativos y cogió uno. Regresó a la parte de atrás conmigo, y tras ponérselo, no esperó para poseerme.

Empezamos un baile frenético y apasionado, que cada vez nos estaba excitando más y más. Nuestros cuerpos se rozaban, disfrutando de su tacto, con lo que la excitación aumentaba cada vez más.
Cuando acabamos, Cristian no tuvo suficiente, pues cogió el coche, regresó a casa y  allí volvió a hacerme disfrutar en tantas ocasiones que perdí la cuenta, pues estaba disfrutando de la noche y de su amor apasionado.

0 rosas:

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

El Usuario sabe y acepta que al utilizar algunos de los servicios ofrecidos por Mi sueño en Papel en el Sitio Web, sus datos personales se mostrarán en el mismo pudiendo ser visualizados por otros usuarios del Sitio Web. Este es el caso de los comentarios efectuados en las entradas del blog, en los que el nombre del Usuario se hará público junto al correspondiente comentario.

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

Mis Hijos Literarios






Post más visto

Rosometro

Photobucket